Abscesos Hepáticos. Diagnóstico Radiológico.

5/5 - (1 vote)

ETIOLOGÍA:

Los abscesos hepáticos generalmente se desarrollan a partir de 5 vías principales:

  1. Vía biliar: colangitis ascendente (obstrucción debida a causas benignas como la coledocolitiasis, estenosis o colangitis esclerosante o malignas como el adenocarcinoma de páncreas o de la vías biliares).
  2. Vía portal: pileflebitis (a partir de apendicitis, diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal…)
  3. Arteria hepática: bacteriemia sistémica (endocarditis, osteomielitis, neumonía…).
  4. Extensión directa de una infección en vecindad (colecistitis aguda, empiema vesicular, abscesos subfrénicos, ulcus perforado, pielonefritis…).
  5. Traumatismos abdominales abiertos o cerrados (especialmente los que afectan directamente al hígado). En el tejido hepático contusionado suele haber hemorragia y extravasación de bilis y desvitalización tisular. En esta zona puede infectarse dando lugar a la formación de un absceso, que suele ser solitario y bien definido.

La mayoría de los abscesos hepáticos son polimicrobianos, siendo los gérmenes más frecuentemente implicados Klebsiella pneumoniae y E. coli en adultos y Staphilococcus aureus en niños.

PRESENTACIÓN CLÍNICA:

  • Los síntomas más comunes son fiebre, escalofríos, dolor en hipocondrio derecho, hepatomegalia, náuseas y vómitos, pérdida de peso. Si el absceso es subfrénico puede asociarse también a derrame pleural y atelectasia.
  • Esta sintomatología inespecífica, sobre todo observada en pacientes ancianos, puede originar confusión con procesos neoplásicos. También debemos recordar que el absceso puede ser la forma de presentación de un proceso neoformativo.
  • El absceso hepático puede evolucionar hacia la bacteriemia y el shock séptico, la rotura del absceso a la cavidad peritoneal, la perforación a la cavidad pleural, las metástasis sépticas a distancia (sobre todo en infecciones por Klebsiella pneumoniae en pacientes diabéticos).

 

 

HALLAZGOS RADIOLÓGICOS:

  • Las técnicas de imagen de elección son la ecografía y la TC.
  • El principal hallazgo radiológico es el “cluster sign” o “signo del racimo” (pequeños abscesos coalesciendo en una cavidad única de mayor tamaño).
  • La localización depende del origen (vía biliar: ambos lóbulos, porta: lóbulo hepático derecho fundamentalmente).
  • El diámetro puede variar desde unos milímetros hasta varios centímetros. Cuando su origen es la vía biliar suelen ser múltiples y de pequeño tamaño, sin embargo, los originados a partir de diseminación portal, extensión directa o trauma suelen ser únicos y de mayor tamaño.

 

  1. Hallazgos ecográficos :
  • Lesiones esféricas u ovoideas.
  • Ecogenicidad variable: en un inicio suelen ser hiperecogénicos y van disminuyendo de ecogenicidad.
  • A veces halo hipoecogénico.
  • Septos, debris o niveles dentro del absceso.
  • Gas: focos ecogénicos con artefacto posterior.

  1. Hallazgos TC:

 

  • Abscesos simples: Lesiones hipodensas (0-45UH), redondeadas y bien definidas.
  • Realce capsular  y de los septos tras la administración de contraste.
  • “Cluster sign” Abscesos múltiples que coalescen.
  • Burbujas aéreas o niveles hidroaéreos. Cuando estos últimos son extensos puede indicar la existencia de una fístula intestinal y/o necrosis tisular.
  • Pueden asociar atelectasia y/o derrame pleural.

  1. Hallazgos RM:
  • T1WI: Lesión hipointensa.
  • T2WI: Lesión hiperintensa con edema perilesional.
  • T1WI C+: Masa hipointensa con realce periférico. (Los abscesos menores de 1 cm pueden mostrar realce homogéneo simulando hemangiomas).

 

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL:

  • Metástasis tratadas: normalmente no presentan septos ni tienen morfología “en racimo”. A veces, las metástasis necróticas pueden ser indistinguibles de los abscesos.

  • Abscesos amebianos: Normalmente son únicos (85%), periféricos (lindando con la cápsula hepática) y asientan más frecuentemente en el lóbulo derecho (72%).

Infarto en hígado transplantado: La trombosis de la arteria hepática conduce a necrosis hepática y biliar que puede ser indistinguible de los abscesos piógenos.

  • Quiste hidatídico: Lesión quística voluminosa con vesículas “hijas”, pared calcificada y, en ocasiones, dilatación de la vía biliar intrahepática debido al efecto masa.

  • Cistoadenocarcinoma biliar: Raro. Masa quística compleja voluminosa, multiseptada, con nódulos murales, sin cambios inflamatorios en vecindad.

 

Dra. Sterling Arróliga Selva (Radióloga).

Ing. Lesther Lira.

Lic. Francisco Paseta.

 

BIENVENIDO A SU CENTRO DE DIAGNÓSTICO POR IMÁGENES LINDA VISTA

Cuenta con el personal científico médico y técnico en Diagnósticos por imágenes de alta calidad con experiencia en nuestro país, para la atención de los pacientes que requieren diferentes tipos de diagnóstico; además del personal de apoyo calificado, con sensibilidad humana, garantizando una excelente atención y un diagnóstico confiable.

¡Suscríbete a nuestro boletín!

octubre 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930

Comentarios